Cumplimiento LISMI

El 4 de diciembre de 2013 entró en vigor el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

En el texto legislativo se mantiene la obligación de la anterior Ley de integración del discapacitado (LISMI), ley 13/1982 de 7 de abril, refundido dentro de la ‘Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y de apoyo inclusión social’, que establece, tanto para las empresas públicas como privadas que tengan más de 50 trabajadores, la obligación de contratar un 2% de trabajadores con discapacidad.

De forma excepcional las empresas pueden quedar exentas de esta obligación, siempre y cuando apliquen las Medidas Alternativas que permiten la inserción laboral de una persona con discapacidad, según se establece en el RD 27/2000 de 14 de enero.

Para agilizar y favorecer al máximo la incorporación laboral de las personas con discapacidad, FEM-CET ofrece asesoramiento especializado, tanto para la integración laboral, como para el cumplimiento de estas Medidas Alternativas, colaborando tanto en el asesoramiento, la búsqueda de candidatos de nuestra Bolsa de Trabajo, como en la formalización y gestión con el SOC de la documentación correspondiente.

La contratación de los servicios de los Centros Especiales de Trabajo, es una vía al cumplimiento de las Medidas Alternativas que supone la implantación de la Responsabilidad Social Empresarial en el ámbito laboral y de compras de las empresas sin incrementar el gasto y ofreciendo un alto nivel de calidad .

Además, desde la aprobación del Decreto de Alcaldía relativo a la contratación pública responsable con criterios sociales y ambientales en los contratos del sector público del Ayuntamiento de Barcelona , en vigor desde el 15 de diciembre de 2014, se ha impulsado notablemente la contratación de la Administración con Centros Especiales de Empleo.