Las personas

Usuarios a los que atendemos

Desde el FEM-CET atiende a cualquier persona con algún tipo de discapacidad física y/o sensorial y especialmente a personas afectadas de esclerosis múltiple .

Servicios que ofrecemos desde el FEM-CET

Servicios de orientación

  • Orientación de trámites legales (como se tramita un certificado de discapacidad, prestaciones del mismo, información de posibles ayudas existentes, etc.)
  • Orientación del perfil profesional de cada persona (apoyo en la elaboración del CV, valoración del perfil y preparación de entrevistas laborales, así como seguimiento en la inserción laboral)

Servicios de formación

  • Ofrecemos formación a aquellas personas que carecen de algunas habilidades y/o herramientas para ejecutar los trabajos que hoy en día más demanda el mercado laboral (ofimática, atención telefónica, administración, etc.).

Servicios de inserción laboral

  • Insertamos laboralmente en nuestro centro especial de trabajo.
  • Insertamos laboralmente a la empresa ordinaria.
  • Seguimiento a estas inserciones laborales y apoyo.

Plantilla del FEM-CET

Actualmente en el FEM-CET somos una plantilla de 77 trabajadores de los cuales un 89,5% son personas con algún tipo de discapacidad.

Este personal se encuentra distribuido en función del área productiva en la que ejecutan sus servicios de la siguiente manera:

  • Área de manipulados: 9% de la plantilla.
  • Área de secretaría: 13% de la plantilla.
  • Área de telemarketing: 66,25% de la plantilla.
  • Otras áreas de apoyo a la actividad productiva (administración, dirección, etc): 11,75% de la plantilla.

La mayor parte de nuestra plantilla son mujeres (un 79%), de edades comprendidas entre los 35 y 50 años frente al 21% de hombres. Debemos tener en cuenta que el esclerosis múltiple afecta a las mujeres en una proporción del 60% respecto a los hombres, lo que hace que sea más comprensible esta proporción en nuestra plantilla.

Entre las patologías que componen nuestra plantilla encontramos: afectados de esclerosis múltiple , síndrome àlgica/fatiga crónica, limitaciones funcionales de columna y extremidades, patologías óseas (osteoporosis y osteoartrosis), trastornos epilépticos, etc. Una característica muy común entre nuestros trabajadores es la fatiga, aspectos que desde el FEM-CET intentamos compensar ofreciendo jornadas laborales diversas para adaptarnos al máximo a las características de nuestros trabajadores, y que estos puedan ofrecer su máximo rendimiento en el lugar de trabajo, sabiendo que pueden ejecutar esas horas. El 26% de nuestra plantilla realiza una jornada completa frente al 74% que realizan jornadas parciales.

¿Cómo trabajamos?

Nuestra finalidad es poder ofrecer una formación y preparación laboral a todos los trabajadores en las diversas áreas en las que trabajamos, incrementando sus opciones laborales y minimizando sus limitaciones, mediante las herramientas, recursos y seguimientos individualizados que realizamos con cada uno de ellos . Como el programa de afrontamiento en el ámbito socio-laboral.

Se trabaja desde 3 vertientes; ámbito cognitivo (exploran las posibles limitaciones y se diseñan métodos para reorientar las dificultades), ámbito técnico y laboral (se trabaja en la adquisición de hábitos laborales, estrategias de organización, planificación, motivación , etc.), y ámbito emocional (donde se trabajan los aspectos emocionales que puedan tener repercusiones en el ámbito laboral o social).

Nuestro objetivo final es la plena adaptación del trabajador en su entorno laboral, ya sea el propio centro especial de empleo como la empresa ordinaria.

Evolución de la plantilla del FEM-CET

En estos últimos 11 años la plantilla del FEM-CET ha ido afianzando y tal y como se muestra en el gráfico se va manteniendo la media anual de trabajadores en una tónica ascendente.

Gráfico evolució personal

Lo que dicen nuestros trabajadores

Fotografía de la trabajadora Marta Parareda

El hecho de trabajar en el FEM-CET me ha hecho sentir más autónoma e independiente. Me ha permitido poder relacionarme con otros afectados de esclerosis múltiple y ver esta enfermedad con otros ojos, tener una visión más positiva de mis capacidades.

Marta Parareda

Fotografía de la trabajadora Puri Simón

Trabajar en el FEM-CET ha supuesto para mí una gratificación personal, ya que estuve más de 20 años trabajando en la misma empresa y con el diagnóstico de esclerosis múltiple tuve que dejarlo. Pensaba que no podría volver a encontrar trabajo. Aquí he aprendido una nueva profesión y me siento útil en el mundo laboral.

Puri Simón